Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 109º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

martes, 21 de septiembre de 2021 - 16:09 h

Un topo en Cabra (1936 -1942)

Antonio Fernández Álvarez

Letrillas populares

Antonio Serrano Ballesteros

Donación del profesor Peña...

Redacción / Fundación Agui...

El vicario don Juan Bautista Romero y Cáceres (I)

02.06.21 - Escrito por: Antonio Moreno Hurtado

Este destacado sacerdote fue hijo de Hernán López Romero y de doña Leonor de Cáceres. Nieto por vía paterna de Alonso Fernández Palomero y de doña Marina Fernández Romero. Era nieto, por vía materna, de Alonso García de la Coba y de doña Marina de Cáceres.

Nacido en Cabra el día 23 de junio de 1559, fue bautizado el día 25 por el licenciado Pedro Muñoz de Lastres. Fueron sus padrinos Antonio Enríquez de Herrera y doña Luisa de la Cruz, su mujer y Fernando de Morales y doña Antonia Gutiérrez, su esposa. Fue sacerdote, Bachiller en Cánones, Licenciado en Sagrada Teología, Notario del Santo Oficio de la Inquisición desde el año 1595 y Comisario del mismo desde el año 1598, por vacante de Miguel Díaz de Velasco, nombrado canónigo de la catedral de Salamanca. Rector en 1601-1602 y Vicario de las iglesias de Cabra en dos periodos, entre 1603-1608 y 1621-1623.

El padre Romero fue testigo e incluso participante de muchos acontecimientos históricos de Cabra. Conoció la fundación y primeros pasos de grandes cofradías egabrenses, como la de la Virgen de la Soledad y Jesús Nazareno. Fue testigo del encargo de la primera fase de nuestra Custodia procesional, en el año 1621, al platero cordobés Pedro Sánchez de Luque, con el plazo de cuatro años para su ejecución. También en el año 1621, durante su vicariato, la Virgen de la Sierra hizo un milagro en la persona de Pedro Martín Pacho, un hecho que iba a revolucionar el mundo cristiano de Cabra y sus alrededores.

En su primer año como vicario, en 1603, se fundó en Cabra el convento de Carmelitas Descalzas, en la calle o cuesta de San Juan. Poco después se instalaría en la calle de los Huertos de Herenas, hasta su abandono por las monjas en 1613, por su traslado a Lucena. La fundación de las monjas carmelitas vino de Granada, donde residía el doctor Diego Núñez Arias, casado con doña Beatriz de Mendoza. El doctor Núñez Arias ocupó durante varios años el cargo de Administrador General de las rentas del conde de Cabra y duque de Sesa. Era pariente de una monja carmelita granadina llamada madre Mariana de Jesús, que iba a ser la primera priora del convento egabrense.

Tras unas primeras gestiones, en 1602, con el Padre Provincial de la Orden, Fray Gabriel de Cristo, el proyecto de convento en Cabra iba a ser una realidad. El doctor Núñez Arias recibió el título de fundador y patrono del nuevo convento, al que dotó con una renta anual de 500 ducados. Un patronazgo que iba a pasar en 1604 a la marquesa de Ardales. La historia de la fundación y corta existencia del convento de Cabra fue estudiada por el archivero Felipe Martín Rodríguez en el año 1985, en las páginas de EL EGABRENSE, a las que remitimos al lector interesado.

Poco antes, en 1601, siendo don Juan Bautista Romero Rector de la iglesia de Cabra, se había fundado el convento de monjas dominicas de San Martín, junto a la ermita de dicho nombre.

En el año 1606, ante el escribano Pedro Ramírez de Baeza, el clérigo otorga una escritura de promesa de dote en favor del convento de San Martín, para el ingreso en él como monja por su sobrina doña Eduarda Pérez Romero. Un año después, don Juan Bautista Romero hace entrega de unos censos a dicho convento como parte de pago de la dote de su sobrina, hija de su hermano Hernán López Romero y doña Inés Fernández Zamorano. En ese mismo año, como compensación, el clérigo hace una donación a su otra sobrina, doña Catalina de Cáceres, hermana de la monja.

En 1608 se funda en Cabra la Congregación del Espíritu Santo con el nombre de La Limpia Concepción de la Madre de Dios y se nombra prefecto de la misma al vicario don Juan Bautista Romero. Dependía del Colegio de la Compañía de Jesús de Córdoba. Entre sus actividades estaban la de socorrer a los presos de la cárcel y enseñar la doctrina cristiana a los vecinos. Estas congregaciones solían ser un primer paso para la fundación de un colegio de la Compañía de Jesús. Algo que estuvo a punto de suceder en Cabra en el año 1623, cuando el doctor don Jerónimo de Leiva dona a la Compañía de Jesús de Montilla, entre otras cosas, las casas principales que tenía frente a la ermita de Santa Ana.

El doctor Leyva había testado en Cabra el día 9 de septiembre de 1623, ante el escribano Pedro de Ribera Morcillo, otorgando un codicilo ese mismo día. Nombraba heredera a su sobrina doña María de Leyva, mujer de don Francisco de Prado, vecino de Sevilla. Dejaba algunos bienes a otros sobrinos, a su criado Juan de Silva y a la Compañía de Jesús. Don Jerónimo de Leyva muere a la una de la madrugada del jueves 19 de octubre de 1623, por lo que el corregidor don Luis Álvarez de Peralta ordena que se haga el inventario de sus bienes.

Al día siguiente, 20 de octubre, el padre Juan de Santibáñez, en nombre de la Compañía de Jesús, reclama el legado hecho a nombre de la misma, consistente en "unas casas principales con huerto... linde con casas del licenciado Alonso Delgadillo, cerca de la ermita de la Señora Santa Ana". En el inventario de los objetos que hay en dichas casas se indican, entre otras cosas, un coche con seis ruedas, varios muebles valiosos, muchos cuadros con escenas sagradas, paisajes y batallas. Entre ellos destacan el de la Expulsión del Templo, la Oración en el Huerto y el Nacimiento de Jesucristo. El edificio iba a estar en posesión de la Compañía de Jesús casi 47 años, sin que se llegara a convertir en Colegio de la Compañía.

El día 1 de febrero de 1670, ante el escribano Juan de la Torre Castroverde, el padre Juan Beltrán, religioso de la Compañía de Jesús en su Colegio de la ciudad de Montilla, en nombre del padre Juan de Hinojosa, su rector y con poder del Provincial, dado en Montilla el día 31 de enero anterior, ante el escribano Marcos Ortiz, vende a don Lorenzo de Mier Porres y Mardones, miembro de la Junta de Administración de los estados del duque de Sesa, unas casas principales que llaman "las casas del doctor Leyva" en el precio de 12.000 reales, que se pagan al contado en moneda de oro y plata. Están en la calle de Señora Santa Ana. Lindan con casas del licenciado don Antonio Cabezas y Rosa, abogado, por la parte baja. Por la otra hacen esquina y acera a la calle que desde la de Almaraz sube a la plazuela de la ermita de Señora Santa Ana, donde tienen la puerta principal las dichas casas. Por la espalda lindan con casas de Fernando Villatoro y con casas de Juan del Arca y de Alonso de Escaño Cañas.

La compra definitiva del edificio por la administración de la hacienda de don Luis Aguilar y Eslava se realiza el día 23 de noviembre de 1689, ante el escribano madrileño Juan de Medina. En el documento de compra se indica que el precio total es de 3.000 ducados, pagadera la mitad en dicho momento y el resto el día de San Juan del año 1690. Se especifica que se trata de unas casas en la calle de mi señora Santa Ana, libres de cualquier carga, linde con casas del licenciado Antonio Cabezas y Rosa, abogado. Por parte del nuevo Colegio otorga la escritura don Juan Andrés Aguilar y Aranda, administrador de la hacienda de su tío. Sin embargo, el segundo plazo no se hizo efectivo hasta el día 13 de noviembre de 1691, ante el escribano egabrense Juan López de Herrera. En nombre de la condesa de Cabra doña Leonor de Moscoso y Rojas, con poder otorgado en Madrid, el día 4 de septiembre de 1690, ante Juan de Medina, don Lorenzo Mier Porres y Mardones, miembro de la Junta de Administración de los estados del duque de Sesa, recibe de don Juan Andrés Gómez de Aguilar los 1.500 ducados restantes. Actúan como testigos Miguel Ramírez, Lucas de Orozco y Félix de la Rosa, vecinos de Cabra. Firman Mardones y el escribano.

(continuará)

más artículos

Letrillas populares

18.09.21 | Antonio Serrano Ballesteros

Un topo en Cabra (1936 -1942)

18.09.21 | Antonio Fernández Álvarez

La tenería de Cabra

12.09.21 | Alejandro García Rosal

Donación del profesor Peña González a la Biblioteca histórica Aguilar y Eslava

28.08.21 - FUNDACIÓN AGUILAR Y ESLAVA | Redacción / Fundación Aguilar y Eslava

Juan Carandell, un adelantado para su época

26.08.21 | Leandro Sequeiros San Román

Otros silfos y dríades

25.08.21 | Antonio Serrano Ballesteros

La gestión del patrimonio verde local, clave para mitigar los efectos del cambio climático en los municipios

22.08.21 - MEDIO AMBIENTE | Redacción

Letrillas populares

15.08.21 | Antonio Serrano Ballesteros

El "desastre de Annual" marcó las fiestas de hace un siglo en Cabra

14.08.21 | Antonio Ramón Jiménez Montes

Sonetos adolescentes

25.07.21 | Antonio Serrano Ballesteros

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream