Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 109º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

martes, 21 de septiembre de 2021 - 16:48 h

Un topo en Cabra (1936 -1942)

Antonio Fernández Álvarez

Letrillas populares

Antonio Serrano Ballesteros

Donación del profesor Peña...

Redacción / Fundación Agui...

Azarosa Aurora

20.06.21 - Escrito por: Lourdes Pérez Moral

Atrás quedaba el mecenazgo del maestro de obras y escultor Ximenez de Valenzuela y los correspondientes patronazgos que a la ermita de la Aurora se sumaron. Era 1729. Parias cofrades administraban y salvaguardaban aquel edificio de una sola nave y estilo churrigueresco ubicado en la calle Granadal, hoy Juan Valera, hasta que en 1914 la parroquia de Santo Domingo se hizo cargo de su jurisdicción.

Todavía estaba "libre de humedades y bien conservada" pero en 1950 se inició una colecta para su rehabilitación porque amenazaba ruina; las obras correrían a cargo del también maestro José Luque Cabezas y los donativos se recibirían en las redacciones de los periódicos locales incluso en la casa del sacristán de dicha ermita pero no se sabe ni cuándo ni porqué, en su interior, ya no había nada aunque sí un compas de espera para la obra destructora del tiempo.

Los vecinos Mariano Ortiz González, Manuel Mesa González, Joaquín Peñuela López, Alfredo Moreno Ortiz, Gabriel Romero Romero y Juan Caballero Navas pusieron en conocimiento del consistorio el pésimo estado de conservación que presentaba la ermita cuya bóveda se había desplomado y, "por considerar que el estado en que actualmente se encuentra constituye un peligro para las casas vecinas y una amenaza constante para los viandantes", rogaban las gestiones oportunas encaminadas a resolver la situación. Era 1964 y, el informe emitido por el aparejador municipal, fue escueto: "he comprobado que su bóveda está casi totalmente caída y el resto amenazando derrumbarse, el altar mayor que da acceso a este por un arco, está partido y desplomado no habiéndose caído por su apuntalamiento, sus muros en general desplomados y partidos así como en pésimo estado el resto del inmueble, amenazando derrumbarse con perjuicio de los edificios colindantes y vía pública", por tanto, demolición en evitación de posibles desgracias.

Hubo silencio ante el primer expediente contradictorio de ruina pero los parias de la Aurora, antaño moradores de las casas números 30 y 28 de la calle Martín Belda cuyas habitaciones se adentraban en la ermita, regresaron. Los muros ya estaban reventados, los forjados caídos y gran parte de aquella obra de piedra y muros de ripio, derruida. Ya no era técnicamente aconsejable la reparación porque la encarecería. En 1970, el aparejador municipal volvería a emitir un segundo pero directo y último informe cuando parte de la cornisa se había derrumbado a la vía pública: "considerar no inminente sino urgentísima la necesidad de proceder a la demolición total incluso los cuerpos de las casas señaladas".

Asumió el derribo el municipio como también la de los antiguos arcos de la calle Baena que coincidió en el tiempo excitando entonces la ironía del gran articulista José Morales: "elevemos un silencioso responso laico por ambas cosas típicas de Cabra, con las que esta Ciudad va perdiendo poco a poco su tradicional personalidad".

Pero la paradoja de la historia hizo que quién un día reedificó, regresara: "las bases de haz de pilastras que sostienen la cúpula del altar mayor se han puesto de mármol de Cabra, en los trozos que faltaban y, en las caras delanteras, se han puesto dos magníficos ejemplares de jaspe egabrense que pertenecieron a la desaparecida iglesia de la Aurora y estaban como olvidadas en un almacén a la intemperie. Ha sido un verdadero hallazgo y recuperación de una obra de arte". Era 1990, obras en la ermita de Santa Ana hoy parroquia de Nuestra Señora de los Remedios.

Y por mucho que se ha buscado, no se ha encontrado evocando quizás el desenlace que apuntara Jiménez Montes para aquella Aurora perdida: "destrucción de lo que había, venta o permuta, construcción de pisos y dispersión del patrimonio histórico-artístico-religioso con la precaución -no sabemos si a propósito o por descuido- de no haber dejado inventario".


más artículos

Letrillas populares

18.09.21 | Antonio Serrano Ballesteros

Un topo en Cabra (1936 -1942)

18.09.21 | Antonio Fernández Álvarez

La tenería de Cabra

12.09.21 | Alejandro García Rosal

Donación del profesor Peña González a la Biblioteca histórica Aguilar y Eslava

28.08.21 - FUNDACIÓN AGUILAR Y ESLAVA | Redacción / Fundación Aguilar y Eslava

Juan Carandell, un adelantado para su época

26.08.21 | Leandro Sequeiros San Román

Otros silfos y dríades

25.08.21 | Antonio Serrano Ballesteros

La gestión del patrimonio verde local, clave para mitigar los efectos del cambio climático en los municipios

22.08.21 - MEDIO AMBIENTE | Redacción

Letrillas populares

15.08.21 | Antonio Serrano Ballesteros

El "desastre de Annual" marcó las fiestas de hace un siglo en Cabra

14.08.21 | Antonio Ramón Jiménez Montes

Sonetos adolescentes

25.07.21 | Antonio Serrano Ballesteros

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream