Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 106º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

martes, 20 de noviembre de 2018 - 13:26 h

Reflexiones del abuelo Jes...

Antonio Fernández Álvarez

El Instituto-Colegio de Ca...

Pablo Luque Valle

Carlos Gardel en 1918

Manuel Guerrero Cabrera

SIN INFANCIA. DAÑOS COLATERALES (III)

07.07.18 - Escrito por: Antonio Fernández Álvarez

Ya estaban llegando al pueblo, vieron los arcos de la entrada lo que indicaba que estarían a no más de seiscientos metros, así que como el camino era más fácil Pedro se dispuso a dejar a Rafael caminando con su burro a la entrada del pueblo.

Me voy tengo que volver al tajo, ha sido bueno charlar contigo y conocerte. Por cierto no te vayas a chivar lo de la alberca que si no te corto los huevos, rió emitiendo una sonora carcajada.

Rafael tendió su mano a modo de despedida para saludarse pero se vio sorprendido con un abrazo fortísimo sintiendo las grandes manos de Pedro que le golpeaban la espalda al mismo tiempo que le decía: cuídate chaval, ya nos veremos.

Cuando llegó a la casa donde tenía que entregar la carga, tuvo suerte, la chica de servicio se apiadó de él y le ayudó a descargar la leña. Le había abierto la puerta del corral por donde debía entrar con el animal para dejar su porte, al verle agotado sin duda por la caminata que se había dado. Incluso le sirvió un vaso de café con leche caliente que hizo que se tomara rápidamente antes de que la señora fuese a venir, también le dio un par de magdalenas recién hechas que degustó de regreso mientras recordaba los enormes senos que había sobado con el consentimiento de la chica cuando se quedó mirándolos descaradamente.

¿Que no has visto unas tetas así de grandes nunca? le dijo al mismo tiempo que le cogía sus manos y las posaba sobre sus pechos al mismo tiempo que se los masajeaba. Cuando ella retiró sus manos, él siguió a modo como le había indicado.

Ya está bien por hoy, cuando seas más mayor vienes a buscarme te estaré esperando - le dijo riéndose a carcajadas.

Él se quedó bloqueado y ella le dijo, venga te vas ya, que no tengo todo el día para estar aquí contigo y sacándolo de la leñera se dirigió a abrir la puerta del corral no dándole ni tiempo a montarse en su burro.

Definitivamente dejaba de ser un niño, su apariencia, el trabajo que realizaba todo le alejaba de ese sueño de jugar en la calle como los niños que veía a su paso por las calles del pueblo. Decidió que haría algo que le hiciera salir de la rutina y la carga que suponía ser él ahora quien sacara junto con sus hermanas mayores a su familia hasta que su padre estuviese en condiciones de trabajar.

Quería aprender a leer, su padre le contaba muchas historias y le decía que estaban todas en los libros, su padre sabía leer, no así su madre, sus hermanas mayores nunca fueron a la escuela, pero su padre les había enseñado a leer y escribir así como las cuatro reglas lo suficiente como para defenderse en la vida como decía su padre, pero él quería más. ¿Por qué no soñar ser médico o abogado?, como los primos de ese tal Pedro que había conocido esta mañana.

Pasó por el dispensario para ver cómo se encontraba su padre y éste le esperaba en la puerta con los dos brazos vendados hasta las axilas, cuando le vio se abrazó a su cintura. Su padre era altísimo medía 185 cm., él iba por el mismo camino pero a su lado le hacía parecer más pequeño. Nos vamos a casa dijo su padre, menos mal que has venido.

-¿Quieres que te ayude a montar en el burro papá?-

No, iremos andando el animal ya no está para muchos trotes y la carga que has traído habrá sido muy pesada para él, ¿por qué has traído la carga verdad hijo?

-Claro que si papá sin ningún problema mintió para no preocupar a su padre-.

-Papá dijo, ¿me enseñas a leer?-

Su padre con lágrimas en los ojos miró para el cielo dando gracias a Dios por estar vivo, y por ese pequeño que era ya todo un hombre, había rezado toda la mañana pidiendo que no hubiese contratiempos para entregar la leña, pues suponía una importante cantidad para el sustento de toda la familia.

De regreso a casa sacó las magdalenas que le había dado la sirvienta y le ofreció una a su padre, éste no la aceptó, había desayunado y sin duda era mejor que el chiquillo se las comiese. Le miraba de reojo y le vio absorto,

¿En qué piensas le preguntó su padre?

Se puso rojo como un tomate, los senos que había sobado perturbaban su mente. Casi atragantándose respondió en nada papá, bueno si, ya mismo habrá que coger las granadas ¿cómo lo haremos? No te preocupes tus tíos de Carcabuey vendrán a echarnos una mano.

CONTINUARÁ





más artículos

Francisco J Díaz, galardonado en el Día de la Provincia

13.11.18 | Redacción / DC

Reflexiones del abuelo Jesús en la residencia (y II)

12.11.18 | Antonio Fernández Álvarez

El Instituto-Colegio de Cabra ante el bombardeo de 1938

07.11.18 - ANIVERSARIO | Pablo Luque Valle

Una emigración egabrense a Hawái a principios del siglo XX (II)

03.11.18 | Antonio Moreno Hurtado

Una emigración egabrense a Hawái a principios del siglo XX (I)

03.11.18 | Antonio Moreno Hurtado

Carlos Gardel en 1918

03.11.18 | Manuel Guerrero Cabrera

Nueva viñeta de Jairo Jiménez para La Opinión de Cabra

02.11.18 | Jairo Jiménez

El pianista Daniel Carmona Gómez, hizo una actuación de lujo en el Centro Filarmónico Egabrense

24.10.18 - NOCHES FILARMÓNICAS | Rafael Nieto López

La Ley como escondite político

01.10.18 | Javier Vilaplana Ruiz

Otoño... ¿llegó?

30.09.18 | Jairo Jiménez

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream